Saltar al contenido
camas-para-mayores

Camas para mayores

Camas para los mayores

Mantener la calidad de vida es importante para los mayores. Y cuidar los detalles es esencial, desde la alimentación hasta el descanso. Por eso las camas para mayores deben adaptarse a sus necesidades. Algunos mayores, debido a su edad o enfermedad les cuesta tanto levantarse como acostarse. Esto les supone un gran esfuerzo. Con una cama adaptada a sus necesidades tienen más fácil su movilidad y les proporciona un descanso de calidad.

Dormir es imprescindible para el llevar una vida saludable. El descanso por la noche hace que nos recuperemos el cansancio del día anterior. Nos permite afrontar el nuevo día de forma, con una carga positiva de energía, sobre todo en las personas mayores. En las residencias de ancianos Granada tienen esto en cuenta. Como en Residencia Senior Sur Granada, que cuenta con camas adaptables y regulables para dar el confort a los residentes.

El sueño en los ancianos

El Instituto de Biomecánica de Valencia estudia la relación entre los problemas de movilidad al envejecer y nuestra capacidad funcional y de descanso. Existe una interrelación entre los procesos de sueño y la salud física y psicológica de la persona. La cama pues, influye directamente en la calidad de vida de los mayores.

La movilidad del mayor depende de múltiples factores, por lo que siempre podemos encontrar mayores muy activos y otros dependientes. A la hora de elegir una cama adecuada para dormir hay que tener en cuenta estos factores. Así, se pueden establecer:

  1. Factores antropométricos. Como son la altura y el peso del mayor.
  2. Factores funcionales. Tales como: la fuerza, la movilidad articular o el equilibrio.
  3. Problemas de salud. Como los problemas respiratorios.
  4. Preferencias personales. Como dormir solo o con compañía.
  5. Necesidad de tener cuidadores. Por gran dependencia de la persona.

Si surgen dudas al querer buscar una cama adecuada a las necesidades del mayor siempre se puede consultar con el médico o especialista.

Tipos de camas para mayores

Entre los tipos de camas existentes en el mercado más adecuadas a las necesidades del mayor nos encontramos:

  1. Camas planas. De somier recto, ya sea de láminas o raso. Que son las camas comunes que todo el mundo conoce.
  2. Camas articuladas. Contienen una serie de módulos reclinables que forman un conjunto de somier adaptables a las necesidades de la persona. Estas conceden una mayor autonomía, les permite moverse con mayor facilidad.
  3. Camas elevadoras. Se puede regular la altura con lo que permite salir y entrar de ellas sin esfuerzo. Las suelen utilizar personas dependientes y les facilita a los cuidadores su uso.
  4. Camas para ancianos. Que son lechos diseñadas para los ancianos. Y suelen llevar otros complementos como barandillas, ruedas, mesas-bandejas, etc.

Por último, el colchón a elegir para un mayor descanso. Los expertos recomiendan que sean de látex o viscoelásticos, adaptables al tipo de cama escogida.

 

 

 

Búsquedas relacionadas: camas para personas con movilidad reducida, camas articuladas para personas dependientes, camas especiales para enfermos, camas geriátricas, cama articulada.